4 de jun de 2010

CREAN UN SATÉLITE QUE SALVARÁ AL PLANETA DEL CHOQUE FATAL



Científicos rusos están elaborando un aparato espacial que ayudará a estudiar el asteroide Apophis. Este cuerpo cósmico puede colisionar con la Tierra en 2036, lo que podría conllevar consecuencias muy graves.

Según explicó el académico Lev Zeliony, director del Instituto de Estudios Espaciales de la Academia de Ciencias de Rusia, en 2029 la trayectoria del asteroide se acercará a la Tierra, y durante el próximo ciclo de su movimiento, en 2036, habrá posibilidad de que choque contra nuestro planeta. Los deterioros que puede causar esta colisión superarían los daños causados por el famoso ‘bólido de Tunguska’.

El asteroide Apophis fue visto ya en 2004, y los astrónomos descubrieron que en el período de 2029 a 2036 el astro puede pasar varias veces en la peligrosa proximidad de la Tierra. Para evitar la posible colisión, hay que estudiar al ‘enemigo’.

Según el jefe de la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos), Anatoli Permínov,la institución está elaborando el plan de prevención de la catástrofe. Para ello ya ha examinado varios proyectos para el desvío del asteroide de su trayectoria e incluso de su completa destrucción.

Como afirma Permínov, según los cálculos en el plazo fijado se puede crear un aparato cósmico especial, que ayude a evitar el percance sin aniquilar el cuerpo celeste produciendo explosiones nucleares.

La elección del medio para la resolución de este problema la harán los académicos rusos. Pero tras la aprobación del proyecto, está previsto atraer a las agencias espaciales mundiales como NASA y ESA a participar en su realización, puesto que será bastante caro llevarlo a cabo.

El director del Instituto de la Astronomía Aplicada de la Academia de Ciencias de Rusia, Andréi Finkelshtein, informó que Roscosmos junto con el Ministerio de Defensa de Rusia empiezan el programa conjunto ‘antiasteroide’. Está previsto instalar en uno de los telescopios más grande del país, situado en el Extremo Oriente, un radar especial que recibe las señales reflejados por los cuerpos celestes.

“El ‘bólido de Tunguska’ mostró que la posibilidad de la colisión de la Tierra con objetos astronómicos, no es una ficción de los científicos, es una realidad”, subrayó el académico.

Fuente: Russia Today

El “Club Bilderberg” se reúne en España

El misterioso “Club Bilderberg”, que algunos detractores de la globalización no dudan en tildar de “gobierno oculto del planeta”, celebra su próxima reunión anual del 3 al 6 de junio en la localidad catalana de Sitges. Los participantes en la conferencia tenían previsto abordar la crisis mundial, así como las serias dificultades estructurales con que tropiezan actualmente los países de la zona euro (Grecia, España y Portugal), sin olvidar las repercusiones de la guerra de Afganistán para el cada vez más frágil equilibrio del vecino Pakistán o la creciente tirantez en las relaciones entre Oriente y Occidente generada por el incontrolado programa nuclear iraní. Recordemos que Washington y sus aliados se resisten a avalar las propuestas sobre la supervisión de dicho programa por dos potencias emergentes – Turquía y Brasil. Pero hoy por hoy, lo que de verdad preocupa a los grandes de este mundo es la rápida y constante erosión de las estructuras financieras internacionales. De ahí la necesidad de proceder a la remodelación del sistema monetario, tratando de establecer nuevos referentes. Entre las propuestas formuladas recientemente por los expertos norteamericanos destaca la posibilidad de convertir el Fondo Monetario Internacional (FMI) en una especie de “órgano mundial de supervisión” de las finanzas. Esta es, según los periodistas del portal Internet American Free Press, detractores de la globalización y/o del Nuevo Orden Mundial ideado por George Bush (padre), una de las opciones vehiculadas por los medios de comunicación “controlados” por el Grupo de Bilderberg.
¿Qué intereses ocultos se disimulan detrás de este opaco Club, de este misterioso grupo de presión? El secretismo de los organizadores, la discreción de los participantes en las conferencias anuales, el perfil de las personalidades que acuden a estas discretas citas – políticos, empresarios y militares - , la férrea vigilancia ejercida por los servicios de seguridad, supervisada año tras año por altos cargos de la CIA norteamericana, han generado un sinfín de rumores acerca del contenido de las deliberaciones secretas o discretas del Club. En este contexto, la publicación de las listas de invitados, único documento que facilita la secretaría de Bilderberg, nos ha parecido reveladora. Sabemos que en las últimas reuniones participaron el ex presidente Bill Clinton, el antiguo primer ministro británico Tony Blair, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, la secretaria de Estado Hillary Clinton, el ex presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, el ex secretario de defensa estadounidense Donald Rumsfeld, la presidente del Banesto, Ana Patricia Botín, el ex comisario europeo y ministro de hacienda español, Pedro Solbes, así como directivos de las grandes compañías multinacionales IBM, Xerox, Royal Dutch Shell, Nokia, Daimler, etc.
Por regla general, los organizadores suelen invitar a dos representantes de cada país: un conservador y un liberal. Sin embargo, a veces los papeles se confunden. Los debates se centran en temas de actualidad. Sin embargo, el análisis del estado de la economía mundial figura siempre en el orden del día de estos encuentros.
Para los expertos del Centro de Estudios sobre la Globalización de Montreal (Canadá), el Grupo Bilderberg “no es un gobierno mundial oculto”, sino una organización que propicia las “tormentas de ideas” (brainstorming). Coinciden, sin embargo, en que Bilderberg es la “organización más influyente” del mundo.
Aparentemente, el Grupo no elabora directrices para la gobernanza mundial. Sus miembros prefieren definir su papel como un simple “foro para la socialización de las élites”. Sin embargo, quienes siguen a rajatabla las pautas (ideario) del Club Bilderberg tienen más probabilidades de ascenso en el escalafón de la burocracia institucional. De hecho, muchos de los políticos que participan en los encuentros anuales llegaron a desempeñar funciones clave en el establishment mundial. Más claro…

Adrián Mac Liman
Analista político internaciona